Tendencias: Madrid reducirá la velocidad máxima en las calles de un carril por sentido

Siguiendo la tendencia que se observa en varios lugares del mundo, el Ayuntamiento de Madrid va a reducir la velocidad máxima a 30 kilómetros por hora en todas las calles de un único carril y de un carril por sentido, y a solo 20 por hora en los barrios con plataforma única (con veredas al mismo nivel que la calzada), como los céntricos Lavapiés o Chueca.

Además, los peatones podrán cruzar las zonas de 30km/h por cualquier punto, sin necesidad de hacerlo por una senda peatonal, siempre que hayan comprobado que lo harán sin riesgo ni entorpecimiento indebido. En zonas residenciales limitadas a 20km/h los peatones además tendrán prioridad por sobre los vehículos.

La futura Ordenanza de Movilidad Sostenible apuesta por una mejor convivencia vial y más protección para peatones y personas con movilidad reducida, así como un incremento en el uso de la bicicleta. El objetivo principal de la reducción de la velocidad máxima es reducir la siniestralidad y pacificar el tráfico en beneficio de ciclistas y peatones. El gobierno municipal, además, considera que la normativa es fundamental para cumplir con el Plan A de Calidad del Aire, una iniciativa local que trata de luchar contra la contaminación y mejorar la movilidad.

El Ayuntamiento también escuchó algunas demandas de ciclistas para favorecer el uso de este medio de transporte sostenible. Por ello se incluirá la posibilidad de poder girar a la derecha con semáforo en rojo, siempre que esté señalizado, y se permitirá la circulación en ambos sentidos en calles residenciales (aquellas con velocidad de 20 kilómetros por hora o inferior).

Fuente: El País.