Ford anunció el lanzamiento de Co-Pilot360, un sistema de tecnología avanzada para seguridad en vehículos

La empresa norteamericana anunció el lanzamiento de Co-Pilot360, plataforma que, según la firma, incluye la tecnología de asistencia para el conductor más avanzada de la industria, con frenado automático de emergencia, detector de peatones, advertencia de punto ciego, sistema de preservación de carril, cámara para retroceso e iluminación automática de luces altas.

El sistema estará disponible en los vehículos de Ford Norteamérica, comenzando con la nueva Ford Edge 2019, que se lanzará este año.

El presidente de Ford para los mercados globales, Jim Farley, dijo que “actualmente los conductores se sienten estresados por la posibilidad de tener un accidente y esa es una de las razones por las que cada año, estamos diseñando nuevas tecnologías disponibles para millones de clientes”.

“Ford Co-Pilot360 ayuda a los conductores a evitar colisiones con otros vehículos o peatones que se crucen en el camino”, aseguró. “Si una potencial colisión es detectada, una advertencia parpadea y suena una alerta; en caso de que la respuesta del conductor no sea suficiente, el sistema puede activar automáticamente los frenos para ayudar a minimizar un choque frontal”.

La compañía destacó que la tecnología se basa en una investigación que realizó, la cual muestra una creciente preocupación de las personas por golpear a algún peatón. En dos años la automotriz planea tener disponible la plataforma en más del 90% de los vehículos comercializados en Norteamérica.

Farley expuso que el sistema de punto ciego, o Blis, usa un radar para identificar vehículos que están en el rango de punto ciego, y alerta al conductor con un indicador de luz en el espejo retrovisor. El sistema de preservación de carril tiene la función de notificar a los conductores mediante una vibración en el volante, anunciando que se debe corregir el curso cuando el sistema detecta que el vehículo está saliendo de las líneas del carril.

Un estudio de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte en Estados Unidos muestra que tener tecnologías como AEB, puede ayudar a prevenir y mitigar los choques traseros, lo que reduciría costos del golpe.

La empresa resaltó que continuará introduciendo nuevas tecnologías de asistencia al conductor, y el próximo año planea introducir asistencia de frenado automático de emergencia en Norteamérica y Asia Pacífico para cuando los conductores hagan maniobras en reversa.