¿Llevas a tus hijos sentados en la falda, “manejando”? Tomate dos minutos y escuchá esto…

A menudo vemos pasar automóviles con papás que conducen llevando a sus hijos sentados en la falda, para que el niño “maneje”.

Aunque es más frecuente durante los fines de semana, cuando la gente sale a pasear, y especialmente en localidades pequeñas y tranquilas, es un hábito que también se ve en grandes ciudades, donde de vez en cuando, por alguna calle muy transitada, vemos pasar un vehículo con un niño “al volante”.

Sin embargo, en todos los ámbitos es una práctica sumamente peligrosa.

En primer lugar, porque el niño viaja sin ningún sistema de retención, lo que en caso de un impacto le provocará lesiones de gravedad. Y en segundo lugar, y esto es lo más importante, porque el niño se encuentra en el camino que recorrerá el airbag. Muchas personas creen que el airbag sólo se activa cuando el impacto del vehículo es a alta velocidad, pero la realidad es que según el caso puede abrirse incluso circulando a velocidades de vías urbanas.

En este extracto de una entrevista realizada esta semana en FM Alternativa de Plottier, Neuquén, Axel nos cuenta la dolorosa experiencia de la familia de Nina Walker, en Esperanza, provincia de Santa Fe.  Nina, una niña de 3 años, viajaba en la falda de su papá cuando el vehículo fue impactado por otro automóvil en una esquina.

Escuchá lo que cuenta Axel: